Editorial Escuela de Cine de Chile, Julio 2010

Banner editorial_chica_finalEn un comienzo nadie sabía hacer un filme.

El cine nace como una diversión popular y un ejercicio de experimentación de artistas de vanguardia. Ambas motivaciones se dan juntas, aparentemente antagónicas y sin embargo hermanadas en su joven naturaleza técnica y su afán por diferenciarse de las antiguas formas artísticas.

Con el tiempo se olvidaron aquellos tiempos de ignorancia, búsquedas artísticas e ingenio circense. La gran industria llevo al lenguaje cinematográfico a sus cumbres comunicativas y en ocasiones artísticas, a su vez la academia universitaria, quiso atraer a sus aulas el nuevo medio que impulsaba la construcción de los imaginarios colectivos del siglo XX.

Luego, emergió un conocimiento fílmico y se olvido la ignorancia inicial.

En la actualidad la nueva tecnología vuelve a despertar nuestras dudas. El conocimiento cierto se pone en entredicho, la industria desesperada en sus propias crisis busca eventos hipertrofiados para solucionar el abandono de las salas de cine. La academiaLEER MÁS

Miguel Ángel Vidaurre y Matías Bize protagonizarán último capítulo de “Historias del Cine Chileno” este viernes 25 de junio en ARTV

Historiadelcine

Este viernes 25 de junio (20.00 horas) finaliza el programa “Historias de cine chileno”, que transmite el canal ARTV. En la oportunidad se abordará el tema de los nuevos lenguajes cinematográficos, para lo cual Antonella Estévez contará con dos invitados de lujo: Matías Bize y Miguel Ángel Vidaurre.

Si durante el 2000 en Chile se estrenaron tan sólo 10 películas, hacia fines de la década hemos sido testigos de un aumento explosivo de las producciones nacionales. Este fenómeno se debe, en parte, a la promulgación de la Ley de Fomento Audiovisual el 2004, y por otra, a la irrupción de las nuevas tecnologías, sobre todo la digital que ha permitido abaratar los costos en la producción de los filmes y que se estrenen casi una veintena de cintas anualmente.

Sin embargo, tan sólo la mitad de estas llegan a las salas comerciales, principalmente porque para ello los realizadores están obligados a pasar sus películas a 35mm. Un costo que no todos pueden asumir, por lo que algunos de ellos han buscado nuevas formas de distribución ya sea mostrando sus producciones exclusivamente en festivales, o permitiendo la descarga legal desde internet puesto que no ven como meta final la recaudación en salas como la manera de recuperar los costos de la producción de la obra.

EnLEER MÁS

Editorial de la Escuela de Cine de Chile, Marzo 2010

SOMOS LOS MISMOS, PERO SOMOS OTROS

El deambular del nómade se diseña en torno a ejes centrales desde los cuales dibuja su cartografía. Los cineastas nómades de nuestra comunidad, si bien no transitan por los grandes caminos conforman huellas y sendas que los vinculan a las generaciones anteriores o simplemente conforman atajos que les permiten literalmente brincar desde un punto a otro sin necesidad de transitar por la totalidad de la historia cinematográfica. Sólo rastrean aquello que les interesa, lo posible al interior de un equipaje liviano.

Los nuevos dispositivos de grabación, copia y reproducción se transforman en las herramientas adecuadas para satisfacer la necesidad de actualidad. La generación de la identidad latinoamericana es desplazada por aquella del canibalismo mestizo, ya no se busca la quietud, seguro de lo reconocible sino las ambivalentes posibilidades de lo inestable, lo inseguro y lo imperfecto. La revolución es desplazada por el pequeño motín, la seguridad del modelo industrial por la titubeante estrategia de la microproducción. No hay miedo al negocio o al arte del cine sólo hay cambio de reglas.

La imperfección se presenta como una opción a las maneras preconcebidas del cine institucionalizado. No se trata de trabajar con torpeza o evitar el refinamiento sino más bien de desaprender el exceso de cortesía del relato.LEER MÁS